La Plataforma Salvemos España convoca una “Gran Pitada” el 16 de mayo por el Derecho de manifestación y de reunión

Decía nuestro querido vicepresidente Pablo Iglesias que “desde que los franceses nos enseñaron lo que significa la democracia, el derecho de resistencia, el derecho de rebelión, la protesta, es una parte consustancial de la democracia”.

¿No querías caldo? Pues toma dos tazas. Lo que Pablo Iglesias nunca pensó es estar en el otro lado del cadalso. El soñaba con ser Sans culotte y no ha llegado ni a republicano. Nuestro vicepresidente, Le petit Robespierre, al igual que en época de la Convención, tiene atemorizada a la población. Sin embargo, esta vez no hay guillotinas que cercenen testas nobiliarias si no derechos y libertades.

Hablando de protestas, La plataforma “Salvemos España” ha convocado una “Gran pitada” el sábado 16 de mayo a las 19:00. Dicha convocatoria tiene como objetivo defender y reivindicar el derecho de reunión y manifestación, derechos que el Gobierno ha recortado de forma constitucionalmente irregular a través del Real Decreto de Estado de Alarma.

Los organizadores han escogido como lema la defensa de estos derechos “Por el derecho de manifestación y reunión. ¡Defiende tus libertades!” y reclaman que “Si no nos dejan salir, que nos escuchen”.

Desde el inicio del confinamiento muchas han sido las voces críticas contra la gestión del Gobierno. El manejo que han ido haciendo de la pandemia ha revelado intenciones políticas ocultas, pues las sucesivas prorrogas del Real Decreto de Estado de Alarma han servido como herramienta para vulnerar los derechos de reunión, manifestación y para favorecer la censura y minimizar las críticas al Gobierno.

La nefasta gestión realizada por Sánchez, que ha tenido como consecuencia casi 38mil muertos en España, no ha pasado desapercibida para la sociedad. A pesar de los intentos del ejecutivo de acallar las voces disonantes, el pueblo español comenzó a revelarse hace ya más de un mes, formalizando su descontento en la gran manifestación online que organizó el Twittero Alvise Pérez y que tuvo casi medio millón de usuarios en línea.

Tras este evento comenzaron a surgir multitud de protestas bien organizadas. La última fue ayer en el barrio de Salamanca de Madrid donde los vecinos lideraron una fuerte cacerolada con gritos de “Gobierno Dimisión” que acabó con la intervención de la Policía Nacional.

Todos estos actos de protesta legítimos no son estallidos aislados de indignación popular, si no que representan un sentir social en una gran parte de la población española que siente repudio y vergüenza por un Gobierno incompetente y con sesgos autoritarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.