Muere un niño tutelado por el Gobierno de Navarra

No todos los menores tutelados en España son inmigrantes llegados de forma ilegal.

La obsesión de los servicios sociales, de “secuestrar” a niños de sus hogares, siempre se silencia. Menores sacados de sus casas de noche o mientras están en clase. Menores que viven felices en sus hogares con su familia. Igual sus padres no llegan a fin de mes, pero los niños no lo notan, llevan una vida normal y no tienen carencia de amor. Su casa es su castillo.

Que los servicios sociales emplean € para que los inmigrantes vivan cómodamente, todos sabemos. No hay más que darse una vuelta por zonas de nuestros barrios, para saber de viviendas y urbanizaciones, donde viven de forma gratuita moros y gitanos. Servicios sociales les cubre alquiler, recibos, ayuda comedores…

Pero cuando un español acude a solicitar algún tipo de ayuda, no sólo se siente desplazado por no ser inmigrante llegado de forma ilegal,sin intención de trabajar ni de integrarse en nuestra sociedad. El español que acude a pedir algún tipo de ayuda, pasa a ser investigado. Asuntos sociales interviene, llevándose al menor, para darle una peor vida. Pasa a compartir piso con extraños o es ingresado en un centro de menores. La intimidad y “libertad” con la que había vivido hasta el momento, se le quita. Le desprenden del amor y protección de sus padres y demás familia.

A la mayoría, le quedan secuelas de por vida. Vida que vivirán con terror a ser secuestrados de nuevo. Otros, no soportan esa privación de amor, y se suicidan. Esto es lo que le sucedió a un pequeño de 9 años el martes pasado en Navarra. Vivía con su abuela, los padres habían vuelto a su país de origen a trabajar. Pasó de vivir en su hogar a compartir una habitación con un niño desconocido. El estado de sitio, afectó de tal manera en este menor de no poder estar encerrado en su casa con su abuela, que el pasado martes se autolesiono, porque no podía soportar ese dolor. Fue encontrado por su compañero de cuarto y llevado al hospital Reina Sofía, de Tudela, con muerte cerebral. Ayer murió

Los servicios sociales ni sus “trabajadores” sociales nunca pagan por lo que hacen. Sus actos de destrucción de la familia y vida de menores, siempre queda impune

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.