Una concejal ofendidita de Podemos dice que el uso del aire acondicionado es micromachismo

“Por esta zona estamos congeladas de frío, esto también se llama micromachismo”, decía Vanessa Romero concejal de Podemos en el Ayuntamiento de Alicante.

La edil le atribuye el carácter de “machista” o de “micromachista” a la temperatura de la sala. Otra actitud más de victimismo para la formación de extrema izquierda que se quedará en los anales de la historia como uno de los episodios más vergonzosos y delirantes de la política contemporánea.

Es necesario recordar que no se puede regular desde el Estado todos los ámbitos de la vida del ciudadano, que es a donde iría esta gente si alguien se lo permitiese. La regulación del aire, del volumen de una televisión, del volumen en el tono de voz en una oficina o de cualquier acto que pueda afectar de una u otra forma a otra persona se ha despachado siempre mediante las relaciones interpersonales, es decir, hablando y preguntando.

La edil argumentó que “El estándar de los 24 o 27 grados de confort fue establecido en los años sesenta y se tomó como referencia a un varón de unos 40 años y setenta kilos de peso, por eso es por lo que comentaba esto. El de las mujeres suele ser tres grados por encima. Tal vez sea momento de actualizarlo” a lo que el Alcalde Barcala, que en un principio pensó que era una broma, replico que “sería más fácil pedir que se quite el aire acondicionado y sudemos todos en igualdad”.

Tras este episodio la concejal podemita se ha quejado de que el PP y Cs se estaban metiendo con ella por las redes. Otra ofendidita más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.