Ahora los 45.000 muertos por Covid-19 son culpa de Taburete

Al parecer este viernes, durante un concierto del grupo Taburete en el festival Starlite de Marbella, se vulneraron las medidas de seguridad para prevenir el virus de la COVID-19.

Algunos medios y twitteros achacan al líder del grupo Willy Barcenas que gritase “ni una puta mascarilla”, sin embargo, el mismo Willy lanzó un comunicado diciendo que ese grito fue en reproche al público para que se las pusieran los que no las llevaran.

Ahora bien, que este grupo de música haya o no obrado correctamente en relación con las medidas de seguridad, no justifica un linchamiento público, ni tampoco una retahíla de insultos y ofensas, aunque esos insultos y ofensas más parezcan halagos viniendo de quienes vienen pues parece que muchos estén movidos por la envidia; “Cayetanos”, “pijos”, “ricos” etc… son algunos de los improperios que lanzan, sobre todo, desde la izquierda.

¿Por qué ese odio por un concierto? ¿Por qué no lanzaron ese odio contra el responsable primero de los más de 40 mil muertos que tenemos en España que es el Gobierno encabezado por Pedro Sánchez?

¿Por qué no oigo a esa izquierda que llama Cayetanos a Taburete e insulta a sus seguidores, increpar a Pedro Sánchez por estar en un palacio pasando las vacaciones con 45.000 muertos a sus espaldas?

Viendo esto estoy seguro de que algunos preferirían una España con 45.000 muertos y 8 millones de parados antes de que los que ellos llaman “Cayetanos” pudiesen llegar al poder con el PP o con VOX.

Envidia señores, envidia y demasiado odio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.