El canal CUATRO blanquea a los okupas en su programa “First Dates”

El esperpéntico programa de Cuatro se dedica a tratar de emparejar a todo tipo de personas de edades y condiciones diversas. Los invitados se sientan a cenar y el programa hace de “celestina” poniendo todo tipo de facilidades para que las personas congenien.

La cuestión es que dicho vodevil se ha caracterizado siempre por llevar a las personas más raras y peculiares, para risa y sátira de todos los espectadores (ahí descansa gran parte de su audiencia). El crisol de personajes que circulan por ese plató/restaurante es tan variopinto que cualquiera puede pensar que desean dar una imagen de diversidad extrema a nuestro país. Sin embargo, la verdad es diferente a pesar del ansia del programa por situar a España como una sociedad multicultural, multirracial y multisexual.

La última de este esperpento hecho teatro para regocijo de la canalla, se llama José, de 25 años, y es okupa en un convento de Barcelona. La presentadora, (una moza de buen ver y que se sale de los “cánones” de belleza feminista) quien al igual que el resto del equipo de producción sabe que es Okupa, saca el tema a colación recién comenzada “la cita”.

El Okupa del convento, un delincuente contra la propiedad ajena, presume de ello generando interés en su pareja, quien dice que querría ser okupa también. Todo esto, seguro, ante la risa despreocupada de todo el rebaño abotargado que consume con fruición desde sus sofás toda la telebasura que pueden.

¿Para esto sirven los 15 millones de euros que el Gobierno dio, entre otras, a esta cadena?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.