Trata de personas: La cruel realidad de la esclavitud de hoy

Hoy, 18 de octubre se celebra el día Europeo contra la Trata de personas y la explotación sexual, además el año del vigésimo aniversario de la firma del Tratado de Palermo (La Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional, más conocida como la Convención de Palermo, es un tratado multilateral patrocinado por Naciones Unidas en contra del crimen organizado transnacional, fue adoptado en 2000. Sus tres Protocolos (los Protocolos de Palermo) son:

  • Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños; y
  • Protocolo de las Naciones Unidas contra el Contrabando de Migrantes por Tierra, Mar y Aire.
  • Protocolo de las Naciones Unidas contra la fabricación y el tráfico ilícito de armas de fuego.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), cada año unos 2 millones de personas son víctimas de la trata, de las cuales el 80% son mujeres y niñas y 50% personas menores de edad. A esta cifra debe sumarse un número indeterminado de personas que son víctimas de la trata dentro de sus propios países, sin cruzar las fronteras internacionales y son sometidas a diversas formas de explotación.

Tres son las condiciones que dan lugar a la trata de personas:

 1. Traslado: ya sea que la persona se traslade o la trasladen desde su entorno (ciudad, departamento o país) a otro entorno diferente, sin importar si es llevada fuera del país o de una ciudad a otra.

2. Limitación o privación de la libertad: a la persona se le limita su libertad; no es libre de hacer lo que quiere o de movilizarse. El hecho de que no existan cadenas o esposas, no significa que la víctima pueda irse porque estará sometida a través de medidas de presión o de violencia y de vigilancia a través de guardias. Muchas veces son encerradas o golpeadas, consumo forzado de drogas, o amenazas contra sus familias (sin importar dónde se encuentren).

3. Explotación: no es solamente la explotación sexual; las víctimas son explotadas en muchos tipos de actividades dentro de todos los ámbitos laborales y oficios.

La trata se realiza a través de dos tipos:

Trata Interna: es la demanda que se da internamente dentro de los países.

Trata Externa: es la situación que ocurre pasando fronteras, que busca cubrir una demanda más amplia en el mercado internacional y por ello está relacionada directamente con redes europeas y asiáticas. Aunque la procedencia de las víctimas de la trata es de diversos países, se estima que el 70% de las víctimas de la trata, proceden de América Latina, especialmente de Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, entre otros.

Aún así, y pese a que en mayo de este año ha sido ya ratificado por 178 estados, según el balance estadístico 2014-2018 del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) del Ministerio del Interior, en 2018 hubo un total de 128 víctimas de trata con fines de explotación sexual (Personas que han sido identificadas y salvadas de las mafias que las tenían explotadas, se calcula que este es sólo el 1% de las víctimas reales de Trata).

Sólo en España, la Trata mueve 18.000 millones de Euros, siendo el nuestro el tercer país del mundo en demanda de prostitución con más de 300.000 personas ejerciéndola. Lamentablemente las leyes, los tratados internacionales y las ayudas no son efectivas. Un ejemplo de esto es el Protocolo Marco contra la Trata que siguen nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y el poder judicial.

Pese al excelente trabajo de la Brigada Central contra la Trata o la EMUME de la Guardia Civil, sus esfuerzos no son siempre suficientes. Una vez localizada a la víctima, tienen que sacarla del club, casa, piso, etc. donde la tienen encerrada. Lamentablemente sin pruebas tácitas, los jueces solo pueden emitir órdenes de registro parciales, muchas de ellas limitadas exclusivamente al hall, por lo que escondiendo a las víctimas en habitaciones, boardillas, sótanos, etc.  evitan la actuación.

A esto sumémosle que durante los primeros 90 días, en la primera fase de emergencia, según nos comenta Ezequiel Escobar Bellshaw, Director Ejecutivo de la ONGD Fiet Gratia, (organización dedicada a dar un servicio integral de ayuda a las personas que sufren este tipo de esclavitud), además de separar a las víctimas del mundo en el que se encontraban, deben sentirse lo suficientemente protegidas para poder decidir con seguridad si quieren asentar la recuperación, acto que comienza desde antes de la denuncia contra quienes han actuado contra la persona y que, en muchas ocasiones tienen amenazadas a sus familias, tanto en España, como en sus países de origen.

No sé si sea lo más triste de la situación, pero desde luego si lo más duro, es que en muchas ocasiones, los delincuentes son familiares directos de las víctimas y supervivientes: padres y madres, tíos y tías, hermanos y hermanas, primos y primas, e incluso esposos y esposas (nunca estas palabras habían tenido un significado tan cruel).

Si la víctima/superviviente decide continuar con la denuncia, reciben el  número de testigo protegido, aunque al no conocer bien la legislación especial aplicable, ignorar todo lo relativo al mundo de la trata y, en especial a lo concerniente a lo vivido por las víctimas de Trata de Seres Humanos, por no coordinarse o carecer de medios técnicos efectivos de protección para la práctica de las pruebas,, algunos jueces y juezas se lo quitan poniendo en peligro sus vidas y las de sus familiares. Por eso es tan importante la existencia de Abogados especializados en estos delitos.

¿Cómo se puede ayudar a solucionar, erradicar la trata y salvar definitivamente a las víctimas y supervivientes?

Por un lado hay que actualizar el Tratado de Palermo y los protocolos internacionales. Mejorar los tratados de cooperación con todos los países que quieren luchar (por ejemplo los 175 restantes que firmaron el Tratado de Palermo).

Cambiar la normativa procesales materia de protección de las VTSH, para que se garantice por completo que dejen de ser retraumatizadas en el proceso penal,, dejar de ponerlas en peligro por la falta de protección de testigos, empatizar mucho más con todas ellas.

Aumentar las ayudas para entidades especializadas que sepan crear un proceso integral que incluya ayuda psicológica, gabinetes legales especializados, casas de acogida, cursos de alfabetización y enseñanza del castellano, mediadores que les ayuden y acompañen en todo momento, seguimiento externo, cursos de profesionalización que les ayude a labrarse un futuro tanto en sus países de origen como en donde cada persona decida, habiendo un proceso de transparencia a la hora de gestionar las subvenciones tanto por parte de las ONGs (que algunas ya lo hacen) como, sobre todo, del Gobierno, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.

Desde luego legalizar la prostitución no es una solución, la trata de nutre principalmente de la misma y las mafias tendrían mayores facilidades para explotará estás personas detrás de la apariencia de buen derecho (trabajos como falsos camareros/as, masajistas, etc…).. El modelo nórdico, más específicamente el trabajo realizado en Suecia a finales de los años 90 y principios de los 2000 pueden marcarnos el camino a seguir: No necesitamos tan solo modificar la legislación, como hacer acuerdos de Estado centrados en la Educación, como nos recuerda Ezequiel Escobar. Por supuesto que hay que cambiar las leyes y los procedimientos, pero, sobre todo trabajar en un cambio de conciencia y carácter social a través de la educación.

Sobre todo sancionar al cliente con multas y procesos administrativos, eslabón esencial en el negocio criminal. Quizás, trabajando en esto, en 5 años, como pasó en Suecia, podamos hablar del éxito de una Ley Transversal de Lucha contra la Trata y un descenso importantísimo en estas escabrosas cifras.

Hoy España es país de destino y tránsito de las víctimas de trata, pero a principios del s. XX éramos país de emisión.

 En 1904 el primer convenio internacional referido al tema, fue el Acuerdo Internacional sobre Represión de Trata de Blancas que se centraba sólo en la protección de las víctimas y resultó ineficaz; la trata era conceptualizada como movilización de mujeres asociada a la esclavitud pero ligada estrechamente a fines “inmorales” (prostitución) y requería el cruce de fronteras nacionales.

Para el año 1910 se aprobó la Convención Internacional para la Represión de la Trata de Blancas, que obligó a los países firmantes a castigar a los proxenetas y se amplió la definición para incluir el comercio interno de mujeres en los países, estrechamente vinculada con la esclavitud.

Y no es que ahora no haya leyes al respecto, el problema es que casi todas ellas, y sus ayudas están destinadas únicamente a las mujeres y sus hijos e hijas que la sufren, por lo que el 27% de las víctimas mundiales quedan sin recursos ni ayudas específicas. Les nombro algunas nacionales e internacionales para que se hagan una idea:

  1.  
    • Protocolo Marco de Protección de las víctimas de trata de seres humanos. (https://www.policia.es/trata/pdf/protocolo_marco_trata.pdf)
    • Tipificación del delito de trata de seres humanos:

– Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal: Artículo 177 bis

  1. Protección de las víctimas de trata:

– Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social: Artículo 59 bis

– Ley 4/2015, de 17 de abril, del Estatuto de la Víctima del Delito

– Real Decreto Ley 3/2013, de 22 de febrero, por el que se modifica la Ley 1/1996, de 10 de enero, de asistencia jurídica gratuita

– Ley 19/1994, de 23 de diciembre, de protección a testigos y peritos en causas criminales

– Ley 35/1995, de 11 de diciembre, de Ayuda y Asistencia a Víctimas de Delitos Violentos y Contra la Libertad Sexual

NORMATIVA DE ÁMBITO INTERNACIONAL

  • Naciones Unidas

– Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. (Protocolo de Palermo – Instrumento de ratificación de 21/02/2002 publicado en BOE de 11/12/2003)

– Resolución 64/293, de 30 de julio de 2010, por la que se aprueba el Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para combatir la trata de personas

  • Unión Europea

– Estrategia de la UE para la erradicación de la trata de seres humanos

– Directiva 2011/36/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de abril de 2011relativa a la prevención y lucha contra la trata de seres humanos y a la protección de las víctimas y por la que se sustituye la Decisión marco 2002/629/JAI del Consejo

– Directiva 2004/81/CE del Consejo de 29 de abril, relativa a la expedición de un permiso de residencia a nacionales de terceros países que sean víctimas de la trata de seres humanos o hayan sido objeto de una acción de ayuda a la inmigración ilegal que cooperen con las autoridades competentes

  • Consejo de Europa

– Convenio del Consejo de Europa de 3 de mayo de 2005, para la acción contra la trata de seres humanos. (Ratificado por España el 2 de abril de 2009)

– Convenio del Consejo de Europa para la Protección de los Niños Contra la Explotación y el Abuso Sexual de octubre de 2007, ratificado por España el 12 de marzo de 2009 (BOE 12 de noviembre de 2010).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.