Salimos fuertes

Salimos tan fuertes en mayo que ya nunca volvería a pasarnos lo mismo. Salimos tan fuertes en mayo, que en otoño la segunda ola, si es que llegaba, nos pillaría preparados. Había medicamentos (que al haberse acabado, ya no es necesario) como había medios médicos y legales (excepto en Madrid, que como gobierna la oposición del Gobierno Central nada se hace bien). Pero fíjense si salimos fuertes en mayo, que el gobierno entero se fue de vacaciones, y, la segunda ola de COVID ha llegado en agosto.

La culpa de todo, por supuesto, la tienen las Comunidades Autónomas, por no haberse preparado para nada , mucho menos a tiempo.

“La vuelta al cole” empieza en Madrid (de quién nadie dice que creará 9000 plazas escolares, con 9 colegios en la capital, 21 en total en la Comunidad, y 60.000 mamparas y 250 nuevas aulas
prefabricadas) con una huelga de profesores convocada por los sindicatos porque, ¡pardiez! ¿Cómo se le puede ocurrir no prepararlo con tiempo al igual que el resto de comunidades autónomas (que tampoco lo han hecho) y esperar a que un ministerio de educación y uno de universidades, quiénes, por cierto, nos cuestan a los españoles un total de 2.722 millones de euros frente a los 7,8 millones presupuestados para la Casa Real que parece ser el mayor problema económico del país según cierta parte del gobierno y que, con permiso, no voy a nombrar porque ni merecen la pena) den las pertinentes directrices?

Y es que eran más importantes las vacaciones de los miembros del Gobierno (bien retribuidas, por supuesto) que muchos de los españoles no hemos podido disfrutar si tenemos la manía de comer, tener un techo bajo el que dormir o incluso vestir.

Porque sí, salimos tan fuertes en mayo, que en los últimos 14 días Sanidad ha contabilizado más de 66.000 nuevos casos de COVID (¿algún día conoceremos los datos reales?), la tasa de paro puede ascender al 34 %, el número de familias en riesgo de exclusión social se ha disparado, etcétera.

Lo que a Pedro Sánchez y a su gobierno se les olvidó en su discurso es la coletilla final de la frase “salimos más fuertes” qué es “porque el número de puestos de asesores y puestos a dedo por el Gobierno se ha disparado durante el Estado de Alarma” y en el BOE, por medio de los Reales Decretos (que recordemos solo tienen que ser aprobados por el Consejo de Ministros) nos los han publicado “a escondidas”.

Y es que salimos tan fuertes en mayo… Que temblemos con lo que nos espera, señores.

Ciudadana Enfurecida, la columna de Alejandra Capuano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.