De lo que no se habla

Desde hace días, todo gira entorno al fallecimiento de un hombre de color, de largo expediente policial, a manos de la policía. Continuas protestas, tanto en EEUU como en España. Cualquier cosa para destrozar todo al paso de estas “manifestaciones pacíficas en contra de la violencia”.

Pero cuando la agresión es a un policía, el silencio es absoluto. No hace ni una semana, que un policía local de Bilbao, fuera de servicio, fue reconocido en un bar de Uribarri. Recibió tal agresión, de la que no pudo ni defenderse, puesto que le rompieron un vaso en la cara, provocándole heridas en ojo, cara y cuello. Los 15 puntos de sutura, ha sido lo de menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.