Marlaska blinda el casoplón de Pablo Iglesias con 50 agentes de la Guardia Civil

Ni Ceaucescu, Pablo Iglesias se bunkeriza en su chaletazo de Galapagar bajo la protección de 50 agentes de la benemérita y una Unidad Espacial del Instituto armado, el Grupo de Reserva y Seguridad Nº1.

Al parecer, los agentes trasladados hasta allí están prohibiendo a los manifestantes que golpeen cacerolas y que causen “contaminación acústica”. ¿La excusa? Perjudica a la fauna animal que habita en las inmediaciones del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama.

El brutal dispositivo policial que se ha concentrado en torno a la casa del vicepresidente tiene como objetivo disuadir a las personas de acudir hasta allí para protestar cacerola en mano. Es puramente intimidatorio, una persona normal no desea meterse en problemas con la policía o la Guardia Civil. Sin embargo, este despilfarro de dinero público es causante de dos fenómenos inesperados para el Ministerio de Interior. Que las personas por rebeldía siguen acudiendo aún sin la cacerola y que dicho dispositivo aísla aún más a Iglesias del sentir social.

Esa suerte de “mansiones de cristal” que mencionaba Iglesias hace años, donde los políticos viven aislados y desconectados de la sociedad es lo que le está ocurriendo a él en estos momentos.

2 comentarios en «Marlaska blinda el casoplón de Pablo Iglesias con 50 agentes de la Guardia Civil»

  • el junio 11, 2020 a las 1:22 am
    Enlace permanente

    “Casoplón” comprado mediante hipoteca a 30 años, y sin robar a nadie. “Casoplón” asediado durante 3 semanas por gentuza incapaz de aceptar lo que deciden las urnas. “Casoplón” donde viven 3 criaturas que durante 3 semanas se han visto intimidadas por 200 energúmenos que se envuelven en la bandera mientras esconden sus dineros en Suiza. “Casoplón” de coste inferior a las “casitas” de Casado y compañía, o al promotor de las caceroladas cayetanas. “Casoplón” donde viven dos representantes del Gobierno de mi país, ESPAÑA, y han sido molestados, increpados, acosados y amenazados por 200 descerebrados sin programa político, sin ideas morales y sin capacidad mental. Gente chiflada que pensaba que por tener amigos entre la GC iban a hacer durante el tiempo que quisieran lo que les diera la gana. Pues no, chavalines, la chanza se acabó. Por cierto, la presencia de esos 50 agentes la debiera pagar los “manifestantes”. Hále.

    Respuesta
    • el junio 19, 2020 a las 12:18 am
      Enlace permanente

      El comentario anterior lo hizo uno de los enchufados comunistas.
      A trabajar honradamente, perroflauta!

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.