Las películas del moños

A la paz de Dios.

Lo que tiene de bueno tener unos cuantos años es que tengo muchos recuerdos y anécdotas. Hoy mismo, por no ir más lejos, me estaba acordando del cine al aire libre de las noches de verano en el pueblo donde veraneaba siendo niña.  

Son muchas películas que vi,  unas buenas y otras  infumables, pero yo, fiel a las 25 pesetas que me costaba la entrada, me tragué todas a mordiscos con el bocadillo y la cantimplora.

Esto lo cuento porque ahora “a toro pasao”, pienso que había guionistas que tenían delito, pero como la realidad supera con creces la ficción,  yo propongo para que le den  Óscar al peor guionista, a que pare (de parir), las ideas a los de Podemos. Las lumbreras que preparan “supuestas amenazas” con balas en sobres, bien podían hacer un cómic de lo absurdo y aún así seguro que la terminarían cagando (con perdón).

No me digan que no es de película, o de circo, ver la cara  de ”El moños” y del “Marlasca”  si fuera cierto lo del sobre con las amenazas.  Si sólo con que Rocío (la brava) le indicase la salida ya se le aflojaron las piernas.

Estos dos absurdos esperpentos no saben hacer nada más que un ridículo infame y ya que estamos en contar películas, yo me los imagino delante de nuestra Rocío (la brava)  mirándoles fijamente a los ojos y diciéndoles eso de:  “Anda, alegrarme el día”.  ¿A que este guion es bueno?

Pero no es cosa de cine o para tomarse a broma las amenazas reales que sufren  muchos a causa de la tiranía de un separatismo sectario, ya sea  vasco, catalán o de Cuenca.  Que poca gracia hace que estas plañideras con cargo salgan con una imagen de víctimas de amenazas cuando aquí contamos por cientos y miles  los  mutilados, heridos y muertos que nos dejó un verdadero terrorismo como el de ETA.  También hay víctimas de los GRAPOS, FRAP, etc. y claro, a sus familias, estos dos fantoches les dan asco.

Menos mal que tenemos una estrella que nos puede arreglar la película en las salas madrileñas, tiene  tablas y templanza para bajarle  los humos y los moños a todo un macho alfa y “con un par”, indicarle la salida sin despeinarse. Pues Rocio, ¡guapa!, a ver si te hace caso y que no pierda tiempo en cerrar la puerta cuando salga, que la deje abierta y que corra el aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.