Un audio traicionero

Esta mañana nos hemos despertado con una noticia que a pocos nos ha llamado la atención. Y es que resulta que se ha filtrado cierto audio de Whatsapp en la que Vanessa Lillo, número tres de la lista de unidas podemos y perteneciente a Izquierda Unida, llama ratas y sinvergüenzas a sus compañeros de partido.

Dicha política, reconoce haber sido “tapada” durante toda la campaña electoral.

En el audio se puede escuchar como la protagonista narra de su propia boca la sensación de desprecio que sintió durante toda la campaña por parte de la formación morada, y más concretamente durante la noche electoral del pasado 4 de Marzo. Relata así, como se sentía acorralada entre Monedero e Irene Montero durante la intervención del señor Iglesias tras el fracaso de la noche, sin tener ni idea de lo que iba a decir su compañero y líder de la formación hasta ese momento.

Tras este testimonio, puede observarse claramente la forma de actuar y el ninguneo que tienen internamente en el partido, recolectando así a militantes al azar, para ponerlos colocaditos tras el señor Iglesias. Mientras él se dedica a exponer el discursito de niño bueno que nunca a roto un plato, dando a entender una unidad inexistente y deplorable entre los socios del partido. Demuestran por lo tanto la escasa relación que existe entre el partido de Unidas Podemos y sus socios de Izquierda Unida.

Tras esto, la señora Lillo va más allá y en una reflexión sobre los responsables de Podemos, sentencia: “Sois unos sinvergüenzas y unos ratas” 

Parece ser que poco a poco se va destapando las sucias artimañas intrínsecas de unidas podemos las cuales tampoco nos llaman excesivamente la atención, pues es a lo que nos tienen más que acostumbrados.

En definitiva, este no es más que otro juego sucio al que están acostumbrados a moverse, siendo ahora sus propios socios los que sufren las consecuencias, pues no tienen reparo alguno ni escrúpulos para respetar ni siquiera a los que le bailan el agua. Menos mal que algunos estamos ya curados de espanto y no nos sorprende nada de lo que pueda salir sobre estos miserables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.