La Corte Suprema de EEUU no bloqueará la ley antiaborto de Texas

La ley de Texas prohíbe los abortos después de que se detecte la actividad cardíaca del feto, lo que ocurre ya a las seis semanas de embarazo, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas.

La ley, conocida como Proyecto de Ley 8 del Senado, entró en vigor ayer miércoles, después de que el Tribunal Supremo no tomara las medidas exigidas por varias clínicas de aborto de Texas.

La ley permitirá a cualquier persona, incluso aunque no sean del propio Texas, demandar a las clínicas abortistas que ayudan a las mujeres a abortar después del límite de seis semanas, donde comienza a latir el corazón, y pedir hasta 10,000 dólares por acusado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.