El joven gay que recibió una supuesta agresión homófoba en Malasaña reconoce que se lo inventó

El famoso y mediático caso que ha inundado las redes sociales en los últimos días ha acabado de una manera que no nos hubiéramos imaginado.

De una brutal agresión homófoba alentada por VOX y sus votantes, o así ha tratado de pintarlo la izquierda, el sonoro caso ha derivado en una quedada para practicar sadomasoquismo.

La supuesta víctima ha confesado a la policía que se inventó una agresión homófoba y que las marcas con la palabra «maricón» en una de sus nalgas se las hicieron en una sesión de sadomasoquismo voluntario con otras personas.

Nadie vio o escuchó nada y ninguna de las cámaras cercanas localizó a estos supuestos grupos de simpatizantes de VOX, que quiere vendernos la izquierda, que buscan a un chico homosexual para grabarle con un cuchillo la palabra “maricón” en el culo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.