¿Qué es la Agenda 2030?

El fin de semana pasado, el grupo Madrid Seguro organizó una manifestación neonazi que reunió centenares de fascistas por las calles de Madrid, la tarde de ayer sábado. Diversas organizaciones se sumaron a una convocatoria, que estuvo autorizada por la delegación del Gobierno. El lema de la manifestación no era otro que “Di no a las Agendas 2030 y 2050”.

Pero, ¿Alguien sabe que es la Agenda 2030, incluidos los manifestantes y convocantes de esa manifestación?

Desde el Rey hasta Sánchez, pasando por todos los rectores de empresas e instituciones, aparecen con un logotipo redondo con colorines pegado en la solapa, que les da marchamo de calidad a sus actuaciones y discursos, es decir, lucen el logotipo de la Agenda 2030. Pero fuera del lucimiento de esa insignia, la sociedad española desconoce qué se esconde detrás de ese horrible símbolo.

Tan sólo conocemos de ella, que Enrique Santiago, (Abogado del grupo narco terrorista comunista de las FARC- Colombia) secretario general del Partido Comunista de España (PCE), es el secretario de Estado para la Agenda 2030 en sustitución de Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales, es  decir, este comunista, es el encargado de implantar en España la Agenda 2030, lo cual y conociendo al siniestro personaje, semejante encomienda no debe de traer nada bueno para los españoles.

Es conocido, por todas las personas medianamente informadas, que la ONU lleva tiempo instaurando en las naciones de la tierra, unos postulados que eufemísticamente llama “Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dirigidos especialmente al mundo occidental y a las naciones en desarrollo, que en forma de  nuevos mandamientos de obligatorio cumplimiento para lo políticamente correcto, son denominados: igualdad de género, reducción de las desigualdades, paz, justicia, ecologismo e instituciones sólidas. Desde estos postulados aparentemente inofensivos, la ONU está construyendo una nueva civilización, ajena a la cristiana, que según la propia Organización de las Naciones Unidas, “trasciende las fronteras geográficas y nacionales, aun cuando las respetemos; que nuestras acciones sociales, políticas, ambientales y económicas tienen lugar en un mundo interdependiente; y que nuestras responsabilidades o derechos se derivan o pueden derivarse de la pertenencia a una agrupación humana más amplia, en la que nos sentimos acogidos y como en casa con independencia del lugar en que nos encontremos”. 

Un día nefasto para el planeta, para las naciones y para los hombres libres, concretamente el 25 de septiembre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobaba la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la que se incluían 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas, apoyada por el Papa Francisco, que  literalmente en su discurso ante la Asamblea General el 25 de septiembre de 2015, describió la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible como «un importante signo de esperanza, una esperanza que se realizará si la Agenda se implementa de manera verdadera, justa y efectiva…”

Todo católico ha de leer la carta y el anexo de esa carta de fecha 25 de septiembre de 2016, dirigida al Secretario General de la ONU, por el Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, titulada “Transformando nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, documento final de la cumbre de las Naciones Unidas para la adopción de la agenda para el desarrollo después de 2015, celebrada del 25 al 27 de septiembre de 2015 en Nueva York.

Con la agenda 2030 se cumple el gran sueño de la masonería, de instaurar un proyecto universal y la destrucción de  las relaciones internacionales y sociales, tal y como las conocemos, y crear un gobierno mundial dictatorial, basado en la tecnología y las redes sociales mundiales, desde donde se gobernará a los Estados con gobiernos títeres, ordenándoles lo que tienen que legislar y a los ciudadanos de esos Estados, lo que han de pensar.

La agenda 2030 también es el gran logró de la “Fraternidad”, “New Age”  o Sociedad Teosófica para quienes la vitalidad y creatividad de la Naturaleza y los indicios e investigaciones apuntan a que la naturaleza, la Tierra y el universo están vivos —y “tienen alma”.

Con la agenda 2030, el mesianismo cumple su objetivo final y con este gobierno mundial que trae la citada Agenda 2030, se pondrá fin al actual orden establecido, instaurando un nuevo orden basado en la justicia y en la felicidad de un pueblo dirigido desde las grandes corporaciones quienes decidirán lo que es bueno y lo que es malo para el rebaño, con la excusa de  mejorar los datos de pobreza y desigualdad, garantizar un futuro sostenible a nuestros hijos, lograr una armonía social y el bienestar de todos los ciudadanos del mundo y de las generaciones futuras.

Tras estos postulados que informan el buenismo político imperante, se va a implantar la Revolución con la que  se destruirá la supuesta democracia que vivimos y los Estados nación, donde los pueblos ya no serán los dueños de la soberanía de sus naciones, que se entregará a los grandes grupos industriales, a las multinacionales financieras y energéticas (como las que forman la Alianza Mundial de Inversionistas para el Desarrollo Sostenible) a los medios de comunicación, a las redes sociales y a las ONGs mundiales, además de a los viejos grupos universalistas, que como la masonería, a modo de ejemplo, se adhieren sin tapujos a la Agenda 2030, la cual, afirman, coincide plenamente con los viejos y roídos postulados de la viuda negra: libertad, igualdad y fraternidad (ver la web  http://acacia85.com/2020/07/22/agenda-2030/ de la Respetable Lógia nº 85 de Barcelona, miembro de la Gran Logia Simbólica Española).

Recordemos la identidad de las multinacionales globalistas que están asociadas en la Alianza Mundial de Inversionistas para el Desarrollo Sostenible se han adherido a la agenda 2030:

EMPRESAPAÍSREPRESENTANTE DE LA ALIANZA
Allianz SEAlemaniaSr. Oliver Bäte, Director General
APGPaíses BajosSr. Ronald Wuijster, Director General
AvivaReino UnidoSr. Maurice Tulloch, Director General
Banco SantanderEspañaSra. Ana Botín, Presidenta Ejecutiva del Grupo
BancolombiaColombiaSr. Juan Carlos Mora Uribe, Director General
Bank of AmericaEE. UU.Sr. Brian Moynihan, Presidente y Director General
Caisse de dépôt et placement du QuébecCanadáSr. Michael Sabia, Presidente y Director General
California Public Employees’ Retirement System (CalPERS)EE. UU.Sra. Marcie Frost, Directora General
CIMBMalasiaSr. Zafrul Aziz, Director General y Ejecutivo del Grupo
CitigroupEE. UU.Sr. Michael Corbat, Director General
Consejo Mexicano de NegociosMéxicoSr. Antonio Del Valle Perochena, Presidente
Eaux Minerales d’OulmesMarruecosSra. Miriem Bensalah Chaqroun, Directora General
Emirates Environmental GroupEmiratos Árabes UnidosSra. Habiba Al Mar’ashi, Cofundadora y Presidenta
Enel S.p.AItaliaSr. Francesco Starace, Director y Gerente General
First State SuperAustraliaSra. Deanne Stewart, Directora General
Government Pension Investment FundJapónSr. Hiro Mizuno, Director Ejecutivo y de Inversiones
ICBCChinaSr. Shu Gu, Presidente y Director Ejecutivo
InfosysIndiaSr. Salil Parekh, Director y Gerente General
Investec GroupSudáfricaSr. Fani Titi, Co Director General
Johannesburg Stock ExchangeSudáfricaSra. Leila Fourie, Directora General
NuveenEE. UU.Sr. Vijay Advani, Director General
Pal PensionsNigeriaPendiente de confirmación*
PIMCOEE. UU.Sr. Emmanuel Roman, Director General
SafaricomKenyaSr. Michael Joseph, Director General Interino
Sintesa GroupIndonesiaSra. Shinta Widjaja Kamdani, Directora General
Standard CharteredReino UnidoSr. José Viñals, Presidente del Grupo
SulAmericaBrasilSr. Patrick Antonio Claude de Larragoiti Lucas, Presidente
Swedish Investors for Sustainable DevelopmentSueciaSr. Richard Gröttheim, Director General, AP7
TDC Group A/SDinamarcaSra. Allison Kirkby, Presidenta y Directora General del Grupo
UBS       SuizaSr. Sergio Ermotti, Director General                                                  

Fuera de esta Alianza Mundial de Inversionistas para el Desarrollo Sostenible, se han adherido a título individual a la Agenda 2030, otras multinacionales como Deutsche Bank, Monsanto, Dupont de Nemours, BASF, ABB, Daimler-Chrysler, BP Amoco, Shell, Unilever, Volvo, Microsoft; medios de comunicación como CNN, y por supuesto ONGs, como Amnistia Internacional, World Wide Fund for Nature, Oxfam Intermón.

Como vemos, la Agenda 2030 es una gran red donde confluyen los intereses de los grandes partidos comunistas y socialistas del mundo, con el gran capital y con las grandes organizaciones burocráticas supranacionales y nacionales representadas por los gobiernos de los Estados que se han arrodillado ante la agenda 2030, haciendo suyos los postulados de este engendro mundialista, comandado desde España, como no podía ser de otra manera, por el inefable Pablo Iglesias.

Por lo tanto, con un simple ejercicio del sentido común, cualquiera puede llegar a la conclusión de que al frente del mundo ideal organizado desde la ONU con la agenda 2030, los seres humanos y las naciones, antes libres, van a estar comandados y dirigidos por siniestros personajes, por multinacionales e instituciones de todo pelaje que NO han sido elegidos por las urnas y que van a gobernar a la humanidad desde es atalaya.

La agenda 2030 es, en resumen, el gobierno mundial que los grandes oligarcas, el gran capital, la masonería y el comunismo, habían soñado desde sus orígenes fundacionales.

El propio Estado Español en su web sobre la agenda 2030, desarrolla los 17 objetivos de desarrollo sostenibles que marca la agenda 2030. https://www.agenda2030.gob.es/objetivos/home.htm

Estos objetivos no son otros que  la igualdad entre las personas, proteger el   planeta  y asegurar la  prosperidad  como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible, un nuevo contrato social global que no deje a nadie atrás.

¿No nos suena esta frase como eslogan del gobierno de Sánchez?

El gobierno de Sánchez, espera y pretende, que una vez que haya alcanzado los ODS (objetivos de desarrollo sostenible) en 2030, España “será el país con el que todos y todas soñamos”, es decir, la felicidad mesiánica que traerá a los hombres el gobierno mundial. Por eso, la Agenda 2030 está ya en el centro de la visión de Estado y de la acción de Gobierno.

Dice la citada web ministerial pagada con el dinero de todos: “… La Agenda 2030 representa una forma de actuar en el mundo. Para alcanzar las metas de cada Objetivo todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas como TÚ…”

Como vemos, este acuerdo supranacional nos implanta una toma de control global del gobierno de cada nación en todo el planeta.

Los “objetivos” de este documento no son más que la destrucción de las naciones, de la libertad del hombre y de la civilización cristiana, postulados de obligado cumplimiento  que enriquecerán a los dirigentes de ese gobierno mundial, los cuales usarán como capataces vigilantes, a los dictadorzuelo totalitarios sin escrúpulos y a los partidos comunistas más siniestros de la tierra, para que amansen y dobleguen a los que se alcen contra ese gobierno mundial en pro de la libertad y el progreso de sus naciones, es decir, intentarán destruir a los insurgentes, estallando una nueva guerra mundial en la que habrá dos bandos: los globalistas contra los patriotas.

Veamos que Apocalipsis nos anuncian los 17 ODS de la Agenda 2030:

Estos son los 17 puntos de esta agenda 2030 

Objetivo 1) Fin de la Pobreza.

En España la Renta básica de Pablo Iglesias y Sánchez o paguita e Ingreso Mínimo Vital. El gobierno alimenta a los ciudadanos y proporciona el bienestar de los amansados ciudadanos con cupones de alimentos y subsidios de vivienda que los conviertan en esclavos. El gobierno penalizará hasta su destrucción a los autónomos, profesionales, agricultores y  empresarios que buscan su propia autonomía económica y la prosperidad individual sin limosnas del Estado. Ese gobierno mundial creará masas invertebradas, que busquen sobrevivir siendo obedientes de un gobierno que les alimente y les proporcione una “sanidad pública”. Los díscolos serán castigados sin paguita y sin alimentos básicos.

Objetivo 2) Hambre Cero.

Destrucción de los empresarios agrícolas autónomos. Los alimentos se ponen en manos de las multinacionales como Monsanto, que fabricarán las semillas que se habrán de cosechar, destruyendo la biodiversidad. Destruirán la agricultura y los productos autóctonos, con todo tipo de productos químicos en pro de aumentar la producción para alimentar a la población mundial, llenando los mercados de productos transgénicos

Objetivo 3) Salud y Bienestar.

Ley de Eutanasia y Aborto Libre. Obligarán a los usos masivos de vacunas, con la excusa de pandemias, que controlarán la población mundial. El Estado apartará de los padres de poder decidir que se inocula a sus hijos, bajo penas de arresto y pérdida de patria potestad, a los padres díscolos, en favor del Estado, con la excusa de buscar la salud mundial de la población. (Los hijos no pertenecen a los padres, sino al Estado). Se realizarán campañas para disminuir la natalidad en el mundo en pro de la salud y el bienestar. Se fomentará la destrucción y difuminación, en un pangea étnico, de los grupos sociales rebeldes al gobierno mundial, como son los europeos. Nos dictarán quién tiene derecho a vivir o a recibir lo que ellos llaman una muerte digna. Nos dirán cuantos tienen que nacer y cuantos han de morir.

Objetivo 4) Educación de calidad.

En España, representado por la Ley Celaa y por la Ley de Memoria Histórica, es donde se instaura a la fuerza, la historia inventada por el “establishment” la cual es falsa y dirigida a una reeducación de las masas, para convertirlas en seres obedientes impidiendo que razonen por sí mismos y que puedan ser contrarios al nuevo gobierno mundial. Perseguirán la historia y las noticias veraces, con Ministerios de la Verdad, implantando una férrea censura en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Objetivo 5) Igualdad de género.

Ley del SI es Si del Ministerio de Igualdad, para implantar la Ideología de Género. Para ello han de convertir en criminales a los católicos, a los hombres por el hecho de serlo y a la identidad masculina, buscando seres asexuados, se perseguirá a los heterosexuales por el hecho de ser reproductores y se implantará con ayuda de la ONU, más de 112 identidades sexuales. Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el género no está determinado por el sexo (macho o hembra), sino que es una categoría social que el individuo construye a su libre elección y que es considerada un derecho humano en virtud del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Han de conseguir una sociedad femenina y autodestructiva, donde no exista la propiedad, viviendo todo el mundo de alquiler y dependiendo del Estado, implantando leyes de control de los precios de alquiler y fomentando la okupación con la destrucción y la expropiación de la propiedad privada. Las soluciones habitacionales sólo las puede proporcionar el Estado. Lo masculino, como sexo, es levantisco contra la esclavitud que nos quieren imponer, la supresión de lo masculino, es la supresión de la rebeldía contra el gobierno mundial.

Objetivo 6) Agua limpia y Saneamiento.

Las grandes multinacionales se harán con los manantiales, ríos y embalses desde donde se proporciona y se suministra el agua a la población y todo ello con la excusa de que el agua llegue a todo el mundo, que es un bien escaso y que hay que colectivizar su tenencia, perjudicando a la agricultura tradicional y criminalizando a los agricultores del consumo indiscriminado del agua en el mundo, para ponerla a disposición de los Estados y de las grandes corporaciones.

Objetivo 7) Energía asequible y no contaminante.

Criminalizar el uso de las energías fósiles y la subvención de las energías verdes ruinosas y quebradas de las cuales son productores corporaciones que necesitan del subsidio del Estado para sobrevivir. Todas las grandes empresas productoras de energía verde están en manos de políticos que han surgido de las puertas giratorias y de adscripción política progre que abrazan la Agenda 2030 como salvavidas a la quiebra de sus empresas. La energía renovable no ha dejado de subir en España (incluso por encima de la media europea) desde entonces. Apostar por las energías renovables es más que instalar turbinas eólicas y placas solares. El elemento fundamental de la transición energética, es la reforma de la red eléctrica. Lo que se da de bruces con la contestación social: la gran autovía energética que debía vertebrar el país, lleva años en vía muerta por problemas políticos y sobrecostes enormes, con lo que la energía verde y los vehículos eléctricos en exclusiva, es una falacia irrealizable sin cambiar la red eléctrica y sólo sirve para desviar fondos a los amigos del gobierno mundial con los que sostener sus corporaciones, mediante subvenciones estatales. Sin energía nuclear y sin reformar la red, el mundo seguirá quemando combustibles fósiles, mientras que a la vez se hace publicidad de las energías renovables.

Objetivo 8) Trabajo decente y crecimiento económico.

La implantación de un salario mínimo, destruye empleo, ya que hace que las pequeñas empresas no puedan sobrevivir. En España, las microempresas crean 4 3.466.704 puestos de trabajo, mientras que las empresas pequeñas, que son aquellas que tienen entre 10 y 49 empleados generan unos 3.076.535 empleos. Por su parte, las medianas empresas, las que tienen entre 50 y 249 empleados generan 2.509.331 puestos de trabajo y las grandes 5.683.057.

La implantación obligatoria del salario mínimo hará que desaparezcan sectores enteros, unido a esto a obligar a las empresas a contratar cuotas de mujeres y de trabajadores LGBI que convertirá el mercado de trabajo en un caos dirigido por el gobierno, llevará al cierre masivo de empresas y al desempleo desde el que se dirigirá a miles de parados a la nueva económica de la paguita facilitada por el Estado, creando nuevas legiones de subvencionados alimentados por el Gran Hermano. El objetivo es teledirigir a la economía y a las empresas desde los gobiernos estatales que están al servicio del Gobierno Mundial.

Objetivo 9) Industria, innovación e infraestructura

Un informe de la consultora global McKinsey muestra que desde 2007 el planeta aumentó su endeudamiento público, privado e individual en más de 57 billones US$: es decir, unas tres veces el Producto Interno Bruto (PIB) de la mayor potencia planetaria, Estados Unidos. Este creciente endeudamiento se ha convertido en un elemento estructural de la economía mundial.

Los países endeudados nos son libres para tomar decisiones políticas perdiendo parte de su soberanía a favor del FMI y el Banco Mundial, los cuales llevan años preparando el terreno para la implantación de la Agenda 2030 y con la excusa de aumentar el desarrollo, contribuyen al endeudamiento de las naciones y a la pérdida de su independencia a favor de las empresas que construyen las grandes infraestructuras recomendadas desde el FMI y el Banco Mundial.

Objetivo 10) Reducción de desigualdades.

Subidas masivas de impuestos a las clases medias para su destrucción, con la excusa de que paguen más los ricos. Subidas de impuestos a las Pymes hasta su desapartición y la implantación de los impuestos de sucesiones y patrimonio para llegar a confiscar los bienes de las familias, evitando que pasen de padres a hijos y gravándoles con porcentajes impositivos que hacen que sea imposible heredar, destruyéndose el patrimonio familiar y colectivizándose las propiedades bajo el manto de la confiscación y la expropiación impositiva. Se colectiviza la riqueza de las familias por el Estado para entregársela a los fieles y amansados receptores de las ayudas y subvenciones, penalizándo a los que trabajan y crean riqueza.

Objetivo 11) Ciudades y comunidades sostenibles.

Han de desarmar  la población y retirar todas las armas de caza y deportivas, bajo la excusa de la defensa de la fauna y de clasificar calibres cinegéticos como calibres de guerra. En España con el nuevo Reglamento de Armas. La prohibición de la tenencia de armas a la población y la unificación de los cuerpos policiales en uno sólo y sumiso al gobierno, es el objetivo para controlar a las poblaciones y a los ciudadanos rebeldes con el sistema, para que no se alcen contra el poder en el momento en que se encuentren sin trabajo, sin vivienda y sin alimentos. Se han de penalizar las zonas rurales que se escapan al control, a causa de producir sus propios alimentos y de ser verdaderamente independientes de los dictados del gobierno, al tener sus propios medios de crear riqueza. La expropiación de los terrenos comunales que pertenecen a los municipios en zonas rurales clasificándolos como parques nacionales o naturales o espacios protegidos. Forzarán a que las poblaciones vivan en ciudades, dejando de construir infraestructuras en las zonas rurales, no invirtiendo en las mismas para que se vacíen, ya que es mucho más fácil controlar a las poblaciones de esclavos establecidas en grandes guetos sitos en macropólis y bajo la vigilancia de la policía estatal, que diseminada en  pequeñas poblaciones autosuficientes y de difícil manipulación.

Objetivo 12) Producción y consumo responsables

Habrá una subida de impuesto en el consumo de la energía, criminalizando a los que consuman más de lo que el Estado haya previsto como consumo máximo social. Las poblaciones de las macropolis vivirán mucho peor y con peores condiciones de bienestar que lo que vivieron sus padres y abuelos, siendo las primeras generaciones en muchos años, que vivirán peor que sus antepasados. Este nivel de vida paupérrimo, será elogiado por las grandes campañas que el gobierno realizará en los medios de comunicación subvencionados desde el Estado, obteniendo una población alimentada y subvencionada por ese Estado, que estará satisfecha con su precariedad, haciéndoles ver desde los ministerios de la verdad y de las redes sociales, que sus padres y abuelos vivieron mucho peor que ellos bajo estados dictatoriales y que la verdadera libertad, es la pobreza en la que viven. Se incrementará la existencia de comisarios de barrio para localizar a los descontentos con el “statu quo” vigente y se les recompensará.

Objetivo 13) Acción por el clima.

Se instaurará una verdad obligatoria sobre el calentamiento global, prohibiendo cualquier otra opinión, científica o no, en contrario, denominándolo negacionismo de la verdad oficial. A esta nueva verdad se ha unido incluso el Papa Francisco, que contribuye apoyando la urgencia de abordar el calentamiento global con la encíclica “Laudato si’ publicada en mayo de 2015. Llama a una conversión de nuestra mentalidad y de nuestro sistema económico y productivo. La encíclica tiene un apartado dedicado al clima en el que se apoya sobre un pretendido  consenso científico sobre el papel del ser humano en el calentamiento global.

Se procurará la destrucción de los vehículos privados y se obligará al uso de los transportes públicos en las ciudades. Con ello se controlará la hora de salida y de entrada de los ciudadanos a sus viviendas, las horas de movilidad y los toques de queda obligatorios. El Estado sancionará y criminalizará a los que no cumplan los horarios establecidos y utilicen medios de transporte individuales. Como hemos dicho anteriormente, se establecerán cuotas individuales de consumo de energía.

Objetivo 14) Objetivo vida submarina.

Se prohibirá la pesca en el océano con el objetivo de que disminuya aun más el volumen de alimentos en el mundo, dejando en manos de las grandes corporaciones alimentarias la fabricación y distribución de alimentos en el mundo. Esta escasez traerá una inflación de precios de los alimentos, lo que convertirá a los Estados distribuidores de los mismos, en todopoderosos controladores de la alimentación de las masas hambrientas y obedientes. Se prohibirá el uso de embarcaciones artesanas de pesca, dejando los medios de producción pesqueros y las naves, en manos de los gobiernos bajo su mandato y organización. Las grandes corporaciones serán las propietarias de las granjas marinas de producción de pescado y se expedirán licencias de pesca a instancias de los funcionarios que se determine por el gobierno.

Objetivo 15) Vida e ecosistemas terrestres.

No es más que el desarrollo del Programa XXI de la ONU para promover el desarrollo sostenible, elevando a la categoría de dogma, que existen interrelaciones físicas e inevitables entre las actividades humanas y la naturaleza y que el medio ambiente, -la biosfera en la que vivimos- resulta ser un sistema complejo, dinámico, sinérgico e incierto y que existe una interdependencia mutua entre el ecosistema y el sistema socioeconómico que exige una mutua adaptación de ambos. Con ello se criminaliza al hombre y se le obliga a abandonar los bosques y espacios naturales para confinarles en las grandes urbes controladas por los gobiernos.

Se prohibirá y se controlará la propiedad privada de la tierra, dejándola en manos de las grandes multinacionales que serán las que controlarán la agricultura desde los gobiernos. El objetivo es que las poblaciones no sean autosuficientes y necesiten del gobierno para ser alimentados. La penalización de las pequeñas producciones agroalimentarias y el modo de vida rural, es fundamento de este objetivo.

Meta 16) Paz, justicia e instituciones sólidas

Control de los jueces por parte de los gobiernos. Asalto a la independencia del CGPJ. Con el control del Poder Judicial, los gobiernos se aseguran la impunidad de ellos mismos y de sus colaboradores, además de crear verdaderos tribunales de excepción contra los insumisos y rebeldes a los postulados de la Agenda 2030. El control del sistema judicial nacional y la creación de cortes internacionales de justicia, desde las que dictar sentencias de ámbito universal, es el objetivo. La impunidad de los grupos sociales afines al gobierno y el fomento de la delincuencia para obligar a los ciudadanos a refugiarse en sus hogares para ser controlados por el gobierno, es el objetivo.

La justicia deja de ser un tercer poder, para convertirse en un apéndice del poder ejecutivo omnímodo. Desde el poder se dictan normas y se juzga a la vez, cerrando el círculo.

Objetivo 17) Alianzas para lograr objetivos.

Hacer órganos de poder supranacionales que solapen las decisiones de las naciones soberanas, controlar el comercio mundial de todo tipos de productos, energía y armas, dejando todo el poder de las grandes multinacionales y corporaciones. El objetivo es anular las leyes de propiedad intelectual y fomentar los monopolios internacionales, dejando en manos de la ONU la posibilidad del desarrollo y del comercio en el mundo, sancionando a las naciones que no acepten los dictados de estos órganos internacionales, todo ello a mayor gloría del Gobierno Mundial.

Las consecuencias de este engendro creado desde la ONU, China y los grandes millonarios de Solicon Valley, son terribles y la humanidad estará en manos de una dictadura mundial. Como dice el documento de la ONU, “nos comprometemos a trabajar incansablemente para la plena implementación de esta Agenda para el año 2030”.  Esta agenda de la ONU, va a ser obligatoria para todos los ciudadanos del mundo. En ella NO se protege los derechos de cada persona, de hecho a la persona ni se nombra en todo los documento, de hecho en el documento,  no se menciona ni a la declaración de los Derechos Humanos de la propia ONU. Con la agenda 2030 se desarrolla un gobierno mundial bajo el eufemismo de la sostenibilidad, sin definir qué significa esta palabra maldita.

Un gobierno mundial nos va a dictar qué hemos de pensar, qué hemos de decir y qué hemos de enseñar a nuestros hijos, cuando debemos nacer y cuando morir. El marxismo cultural será el modelo a seguir como pensamiento único y la riqueza estará en manos de unos pocos, en manos de las multinacionales y de los oligarcas que serán los que digan cual será el salario mínimo para vivir, en un mundo sin propiedades y con la libertad en manos de ese Gobierno Mundial. Da terror pensar que mundo que les espera a nuestros hijos, si seguimos sin rebelarnos para defender nuestra patria y nuestra libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.