La limitación de los Derechos Fundamentales ya aparece en el BOE

El pasado 19 de septiembre de 2020 se publicaba el BOE que, como ya nos tiene acostumbrados este Gobierno, iba a dar mucho de que hablar. Sin embargo, y para mal, la sorpresa iba a ser mucho mayor.

Autorización o ratificación judicial de las medidas que las autoridades sanitarias consideren urgentes y necesarias para la salud pública e impliquen limitación o restricción de derechos fundamentales.

Así se presenta la adición de un nuevo artículo 112 de la página 17 del Boletín Oficial del Estado del 19 de septiembre de 2020.

Como veníamos avisando, la intención de este Gobierno era, guiándose de su “modelo democrático” preferido, limitar los derechos fundamentales y, aunque siempre lo hubieran intentado ocultar, hoy se quitan un tejido más de la careta.

Ya lo dijo Benjamin Franklin, Padre Fundador de los Estados Unidos de América, que “quien renuncia a su libertad por seguridad, no merece ni libertad ni seguridad”.

Y eso es lo que está pasando.

Nos están arrebatando nuestra libertad, poco a poco, con excusa democrática y receta médica.

Mientras animaban a salir a las manifestaciones del 8M conociendo los riesgos del virus por avanzar su agenda ideológica, planeaban la reducción de libertades usando un pretexto de “seguridad nacional” para acceder a controlar lo que los mansos ciudadanos les entregan, su libertad.

Aprendiendo de regímenes comunistas, quienes sometieron bajo la fuerza a sus ciudadanos, este Gobierno ha efectuado un plan maestro para hacer que sean los ciudadanos quienes usen la fuerza y exijan a los mandatarios que tomen su libertad. Un país que cada vez más exige un aumento de los poderes del estado, un aumento de la intervención de los Gobiernos en sus vidas porque ven que la recompensa merece la pena.

Una falsa recompensa que se basa en una sanidad y educación públicas, la protección de las mujeres que vuelven solas a casa y la lucha contra el franquismo.

Esta cortina de humo que nos muestra el Gobierno empaña la visión de aquellos que, bien por su familia, escuela o amigos se han tatuado los dogmas del socialismo. Una masa social que cree a fe ciega que sacar a Franco del Valle de los Caídos hará que el paro disminuya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.