Hablamos con María Isabel Blanco Robert

Hoy recogemos un documento que ha difundido María Isabel Blasco Robert, Abogada en A Coruña. En este documento se recoge la opinión de esta Abogada sobre diversos temas y, en especial, la situación de los padres y madres durante este confinamiento.


¿Todavía no os habéis enterado?

Desde que tenemos el estado de alarma muchas madres, no digo todas, para no ofender puesto que no es el caso, han aprovechado la situación para evitar a toda a costa bajo la excusa del coronavirus que los hombres que son padres no sepan ni el estado de su salud de sus hijos, ni los puedan ver, ni hablar con ellos, ni saber absolutamente nada.

Vemos que la crueldad no tiene límites, pero como la mujer está tan protegida por este gobierno, algo que no critico cuando es cierto y merece realmente protección, pero en ningún caso cuando la protección se convierte en abuso indiscriminado de poder sobre los hijos y éstos son utilizados como arma arrojadiza con la peor maldad que puede existir.

¡Estoy harta! Y ¿sabéis por qué? Porque no soporto a algunas madres que consideran que sus hijos son de su propiedad y que los utilizan ¡para hacer el mayor daño posible a los que un día fueron sus parejas!

Que son sus padres, os guste o no. Es lo que hay, vosotras los elegisteis voluntariamente y ahora ¿queréis borrarlos de sus vidas?

¡Pues como soy abogada, os ofrezco mi ayuda! ¡Así estoy actuando estos días cuando recomiendo a todos mis clientes llamar a la policía, a emergencias, a donde sea para averiguar el estado de sus hijos, si están bien de salud y en manos de quien están!

¿Sabéis por qué os lo digo? Porque aunque este gobierno no está haciendo casi nada bien, algo por una vez en su vida sí ha hecho bien (no sé si habrá influido la ruptura entre Iglesias y Montero, y la cuestión es que éste quiere ver a sus hijos) que todo puede ser, dado que el egoísmo es algo que nunca se pierde, pero lo cierto es que los padres pueden tener a sus hijos en su compañía y se debe cumplir el régimen de visitas, dado que en el estado de alarma (excepción realmente) es un derecho que no ha sido suspendido.

Finalmente, la recomendación que les doy a mis clientes tiene sus frutos y los padres terminan yendo acudiendo acompañados de la policía que llama a la vivienda y pregunta por qué motivo no le entregan al menor y la ¡excusa es el coronavirus!

¿Hay justificación? Quien sabe….

Y yo pregunto, ¿disculpa? No hay justificación para ello, puesto que el pseudo estado de alarma que estamos viviendo permite cumplir con el régimen de visitas, puesto que ¡nada está por encima de la resolución judicial que así lo determina y que hay que cumplir!

Cuando llega la policía, en muchos domicilios no contestan al timbre y finalmente se descubre con estupor que muchos niños son obligados a mantener silencio absoluto y en otras ocasiones algo peor, ¡Han desaparecido y no están! ¿Cómo?

Tengo que alzar la voz, enfadarme mucho y decir que muchos padres están viviendo un auténtico infierno, lo cual espero que se utilice ante los Tribunales, y estos entiendan el sufrimiento que padecen y al que son sometidos solamente porque su pareja, mujer, etc.… ya no los quiere y deciden borrarlos de su vida.

¡Bórralos de tu vida si quieres, mujer, pero no les prives de un padre! ¡¡¡Egoísta!!!

¡BASTA YA! Si estáis de acuerdo conmigo compartidlo por favor, porque ya no sé cómo decirlo. Y como abogada contactad conmigo por email, porque igual que a todos mis clientes, ¡os ayudaré!

María Isabel Blasco Robert.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.